domingo, 10 de febrero de 2008

De viaje por Holanda

Os voy a contra un chiste: Se abre el telon y aparece un tio con un curriculum en la mano delante de una oficina de trabajo holandesa, se baja el telon, se abre el telon y aparecen dos funcionarios de la oficina de trabajo descojonados de la risa: de que buscaba trabajo el personaje..... de Ingeniero de Montes!
Ese es el chiste que me aparece en la cabeza cada vez que miro paginas web de busquedas de trabajo. Con mi curriculum y mi especializacion en plagas y enfermedades de la vegetacion mediterranea creo que va a resultar algo dificil. De todos modos, no voy a dejar de intentarlo.
Por ahora, el trabajo administrativo de atencion a empresas resulta aburrido, pero lucrativo, y creo que voy a estirarlo hasta verano, sino encuentro algo mucho mas interesante. Mas tarde, debo empezar a plantearme algo que me motive mas.
Hace tiempo que no escribia, principalmente porque no encuentro nada interesante que contar, y eso es malo. Desde la ultima entrada, me he puesto como el kiko en navidad, he ido de viaje por el norte de holanda y he pillado una gripe. Lo mejor (salvando los dulces de navidad), el viaje con Pau. El viaje ha sido sencillo, dos en una furgoneta, con mas prismaticos, telescopios y guias de aves, que comida y bebida, visitando las zonas de observacion de aves mas importantes del norte de Holanda. El viaje partio de Arnhem hacia Frisia. Comenzo lloviendo para no defraudar todo buen viaje por holanda. Por el camino vimos centenares de gansos de varias especies. Paramos a visitar Leeuwarden, lugar obligatorio ya que mi buen amigo Sergio habia pasado 6 meses disfrutando de su beca Eramus. Sinceramente, no es una ciudad que tenga mucho que ver, era mas la sensacion de estar en un lugar que un amigo te habia descrito tantas veces. Alli pudimos comprobar que algunos mitos no eran ciertos: el deporte nacional no es arrojar las bicis al canal. Tambien compramos algo vital para el final de cada dia: papel. De alli, nos marchamos a dormir a Texel. Cruzamos con la furgo dentro del Ferry y nos plantamos en el hotel. La isla, en esta epoca es un paraiso para las aves que vienen de escandinavia. Nosotros disfrutamos de las dunas, de las aves y del paisaje, pero no del viento que soplo con fuerza todo el dia. Por la noche nos fuimos a dormir a un muy familiar Bed& Breakfast en Edgmond aan Zee. Digo muy familiar, porque por la manana desayunamos con la familia al completo, incluidos un nino y un bebe, fue muy gracioso.La visita de este dia consistio en ver Volendam y Edam, dos pueblos que son considerados como lo mas tipico holandes. Hay mercado de quesos, puertecito, canales, gente visitiendo trajes tipicos, turistas, ... Aprovechamos para ver aves en la carretera costera que va hacia Hoorn. Ya por la tarde, dirijimos el TomTom hacia al centro de Amsterdam donde nos esperaba el Hotel Flipper, caractizado por la habitacion doble mas pequena que he estado en mi vida. No era caro para Amsterdam, pero le tenia un estilo “Cuentame” que nos acabo de gustar. Dejamos las cosas y nos fuimos a ver Amsterdam “Saturday Night” con Jose y Raquel.
Entre las conclusiones a las que llegamos durante el viaje se destacan las siguientes:
- En invierno, es mejor ver aves desde el coche.
- En holanda, se aprecia desde la carretera de una media de 3 ponys por cada nino que ves por la calle. Si el pony es un aminal que solo sirve para que monten en el los ninos, porque hay tantos? Para hacer las Bitterbollen.
- Si eres un escultor, nunca hagas una escultura de un hombre con el culo en pompa cojiengo ladrillos para dedicarla a los trabajadores de los diques del Ijselmeer. Y sobre todo no la pongas al aire libre en una zona de descanso de carretera. Puede ser objeto de toda clase de bromas. Incluyo este enlace a peticion de Tartesos.

- Si quieres probar la ginebra local (muy apreciada), nunca pidas gin, sino genever, ya que si no te pondran un vaso con ginebra Bombay bastante dificil de beber a palo seco.

3 comentarios:

Tartesos dijo...

Cuan sabias son tus palabras, Adolfo... Verdades como templos. Habría que buscar una foto de la mencionada escultura para que tus lectores lo entiendan. Aunque, en realidad, si añado que el culo del trabajador de los diques relucía como la teta de la escultura de Julieta en su casa de Verona, creo que no hace falta añadir nada más...

Adolfo dijo...

Ahi va una foto de lo mas aclaratoria! No deja lugar a duda. Te veo el finde!

tartesos dijo...

Queda claro. Tan claro como el azul radiante de una calurosa mañana de verano...