jueves, 13 de marzo de 2008

La comida holandesa

Al contrario que en otros países, ningún visitante viene a Holanda para disfrutar de su gastronomía. La cocina holandesa tradicional, es bastante básica y si no es puro invierno, puede resultar bastante calórica. La formula para muchos platos es AVG (Aardappelen – Vlees –Groente, o Patatas-Carne-Verdura). Este combinado es religiosamente seguido por cualquier holandés de cuna, y lo aplica incluso cuando no es un plato típico holandés. Es decir, no seria extraño, que un holandés mezclase unos tallarines a la boloñesa con su ensalada en el mismo plato. En la mayor parte de los restaurantes, el plato principal lleva por lo menos estos tres ingredientes elaborados de distintas maneras (patatas fritas, asadas, cocidas, verduras al vapor, ...). Entre los platos tipicos que no se pueden dejar de probar estan el Boerenkool met rookworst, y erwtensoep.
La mayor parte de los holandeses, realizan su comida principal del día sobre las 18:00 de la tarde. Antes de esta comida, por lo general, han desayunado bien, y sobre las 12:00 se comen un sanwich (Botterhamen) con queso, por lo general gouda. El comerse el Botterhamen con queso gouda, yo lo comparo como el tomarse el cortado a mitad de mañana, es de ley. Unos amigos me contaron que, en un viaje con un grupo de holandeses por Nueva Zelanda, estos se quejaban seriamente a los organizadores porque no les habían dado su botterhamen con queso a las 12:00.
En la mayor parte de guias de holanda que he consultado, siempre me han llamado la atención los restaurantes que sugieren en las ciudades. Solo sugieren uno de cocina holandesa respecto al resto que son Thailandeses, Indios, Franceses, Chinos... Los holandeses son unos grandes enamorados de la cocina oriental, y eso se demuestra día a día cuando vas al supermercado, a la panadería, o a comprar un bocadillo o snack para llevar. En la oferta aparecen productos como el saté (salsa a bases de cacahuetes), loempias (mini rollos de primavera asiáticos), o bami /nasi (pasta / arroz oriental).
Si vas paseando por la ciudad, es posible que te encuentres con una enorme bandera holandesa a la entrada de una pescaderia. Esto es muy tipico, y quiere decir que puedes degustar el nieuwe haring (arenque). Por unos tres euros, te puedes comer dos arenques limpios, con su cebollita. La manera de comerlo es mirando hacia arriba y cogiendolo de la cola (al estilo Diana en la serie V). Tambien venden productos excepcionales como el paaling (anguila ahumada), o las hollandse garnalen (gambitas peladas frescas).
Otro comercio hostelero que funciona perfectamente es el “Friture” (o freiduría). Aqui venden casi cualquier cosa frita, siempre añadiéndole al final una suculenta salsa. No hay mas que decir que es delicioso. Lo mas típico: Las patatas fritas con mayonesa (Frietjes met), y el frikandel speciaal (salchicha especiada frita con mayonesa, ketchup sabor curry y trocitos de cebolla muy pequeños). Existe la versión FEBO o “me lo llevo puesto” de esta freiduría que son una especie de ventanitas en la puerta del negocio donde echas un euro y pico, y te llevas un snack calentito. Es muy curioso.

3 comentarios:

Juan Manuel E. R. dijo...

Hola Adolfo. Pues a nosotros el Febo nos encanta. Mucho mejor que un McDonalds o un BruguerKing. Eso si, con los herrings no me atrevo, me dan repelus -y mira que he podido comer boquerones en vinagre...

Salu2

tartesos dijo...

Un aplauso para el frikandel speciaal. Nunca una salchicha refrita estuvo tan buena. La sopa del ferry de Texel también está genial. Y comer en un thailandés de Amsterdam, para mi, es una experiencia gastronómica de primer orden. Opino, además, que, en contra de lo que pudiera parecer, comer en Holanda es relativamente barato. En España nos toman el pelo con los precios.

rarara dijo...

como me ilustras tulipan fallero, para cuando un articulo mas intimo? jaja