jueves, 16 de octubre de 2008

Paella "Made in Holland"

Se acaba el buen tiempo por estos lares y se terminan las posibilidades de poder utilizar el jardín. Los anteriores inquilinos construyeron en el una barbacoa de obra, la cual, nada mas verla, como buen valenciano la llame: el paellero.
No soy muy dado a las tradiciones, pero con un buen tiempo y buenos amigos, no hay nada mejor que una paella al sol tomando un vinito. Y esto, si es posible, hay que hacerlo en chandal.
Hacer una paella (que no pael-la, como dicen por aqui) en Holanda requiere algunos preparativos mas que los que se hacen el sábado a las 20:00 antes de ir al Mercadona. Aquí tienes que buscar los ingredientes (si los encuentras) en diferentes lugares.
  • El arroz similar al "bomba" procede de Turquía y solo se puede encontrar en los "Toko" que son algo así como las tiendas de alimentacion exótica llevadas por gente asiática. Yo en mi caso son rusos, y allí compro también frecuentemente almendras naturales y aceitunas sin todas las porquerías que les ponen encima en A&H.
  • Para las verduras es necesario hacer algunas sustituciones de emergencia: el garrafón se cambia por "Lima bonen" y la bachoqueta (judías verdes anchas) se cambia por "snijbonen". El resto de verduras se encuentran facilmente en el super, pero mucho mas caras. Una de las cosas que mas me sorprendió en el super fue el precio de un ramillo de romero: 1,65 euros! La solución para evitar este excesivo gasto es comprar un par de plantas y plantarlas en primavera en el jardín. Además de dar un toque mediterraneo, dan ese toque especial al final de la cocción del arroz. El papel del periódico El Pais encima de la paella también se puede sustituir por De Telegraaf o De Volkskrant.
  • En cuanto a la carne, el pollo no es problema, pero si quieres encontrar conejo tienes dos opciones: 1. cazar uno en cualquiera de los parques de la ciudad o en algún dique (en el dique de al lado de mi casa hay una conejera) o 2. Ir a la tienda de animales y decir que lo quieres para regalarlo a un niño. Aquí los conejos son animales de compañía, así que podéis imaginar la cara que ponen cuando preguntas si tienen conejo en cualquier carnicería.
Pero hay dos cosas que no se pueden comprar, traer, ni cambiar. La madera de naranjo y el agua. El liquido elemento único en el litoral valenciano caracterizado por: su alto contenido en cal, y la justa presión atmosférica en la costa que hace que el esta hierva de diferente manera a cualquier otro lugar.
Para la preparación de la paella os dejo este link que explica el delicado proceso con detalles, fotos, trucos y consejos. Uno de los mios es traer de Valencia un bote con colorante con especias especial para paella y añadirlo a gogo. Bon profit!



5 comentarios:

Maria dijo...

hola, asi que eres valenciano? yo tambien, de Valencia capital. llevo en Lelystad solo dos meses y en un principio voy a quedarme aqui largo tiempo.

Tartesos dijo...

Adolfo,

Ya sabes que en ciertas cosas soy bastante integrista. Me parece bastante increible que propongas el uso de De Telegraaf o De Volkskrant para cubrir la paella al final de la cocción. En mi humilde opinión esa es la mayor de las cagadas que puedes cometer en tu exilio a la hora de reproducir esta receta en Holanda. TODO el mundo sabe que Las Provincias es el mejor periódico para cubrir la paella, le acaba de dar ese toque inconfundible de valencianidad que todos deseamos. En mi casa, incluso, tenemos guardados algunos ejemplares de los años 90, de los de la época dura de Doña María Consuelo Reyna y el Cabinista. Los racionamos. Ahora se nos están acabando y nos planteamos seriamente rebuscar en el Rastro o sacarlos de estrangis de la Hemeroteca, o quizás realizar un llamamiento para exigir reimpresiones de periódicos de aquellos años. Pero bueno, allà tú, xe!

Tartesos.

Adolfo dijo...

Tienes razon amigo, Las Provincias da ese regustillo anyejo que no dan otros periodicos. Intentare reservar espacio en mi proxima visita a las Valencias para cargar algunos ejemplares que encuentre por la calle (de comprarlos ni hablar hombre!).
Maria: Pues yo vivo en Arnhem. Si necesitas alguna cosa o hablar con otro valenciano solo tienes que escribirme. Por mi encantado. Flevoland no esta muy lejos, y aprovecharia para ir a Oostvaarderplaasen para ver el parque natural. Un saludo.

Javier Marzo dijo...

... Aún recuerdo cuando, viviendo en Las Palmas eventualmente, me fui al "super" a comprar "Bachoqueta"... que cara de bobos se les quedó... y es que hasta es emomento yo ni sabía que la judía verde la llamaba en su nombre valenciano... Pues, para el caso, hacer una paella fuera de la terreta tiene un mérito añadido, sobre todo si es allende las fronteras...

Por cierto, en Bruselas, si no me equivoco, el autobús de "paisajes", tiene su parada en un restaurante valenciano... curioso...

Espero que disfrutaras de esa peazo paella holandesa!!!1

Mercedes Lozano dijo...

Hola María,

Yo hace un mes que vivo en Lelystad y soy de Barcelona. Mi madre es valenciana y por supuesto... añoro las paellas que preparaba!!!

Espero poder mantener contacto con Españoles aquí en Holanda!

Mi correo es mercheuberos@hotmail.com y mi blog es http://mercedeslozanouberos.blogspot.com/

Saludos!