lunes, 6 de octubre de 2008

Holandés para suicidas

Atendiendo a los sabios consejos de mi testigo accidental favorito, continuo con el blog en castellano ya que: 1. el escribir en inglés limita la frecuencia de las entradas que escribo mensualmente y 2. tengo mucha mas gracia escribiendo en mi lengua madre. Dejaremos el inglés para artículos extensos y mas descriptivos, y utilizaré el castellano para dar a conocer los detalles de mi vida por aquí.
Hoy he descubierto una nueva utilidad del idioma holandés. Entre las utilidades que ya conocía existían desde la de poder pedir un pan en la panadería, hasta la de hacerte entender en una entrevista de trabajo. Una de las que nunca se me habían pasado por la cabeza era la de convencer a un suicida mediante razones lógicas/sentimentales para que no se tire desde el puente de Arnhem. El caso es que volviendo a casa esta noche con la bici después de mi curso de holandés me encuentro la imagen de un tío con medio cuerpo fuera del puente, y una pobre chica agarrándole de la chaqueta pidiendo lo que deducía que era ayuda. Ante este panorama pego frenazo a la bici y le agarro también. La chica me explica que no lo conoce de nada y que lo ha pillado antes de que salte. Como alguien debía llamar a la policía para que nos ayudase decido quedarme yo con el tío mientras la chica llama.Entonces pongo en marcha el “curso de holandés para casos de suicidas” que no te enseñan en ninguna clase. Le pregunto su nombre, le digo que no es necesario, que todo tiene solución, que seguro que sus amigos le quieren, que su familia también, etc. Sinceramente, todo lo necesario para evitar verle estrellado contra el asfalto en una caída de aproximadamente 20 metros. El tío se resiste y lo intenta de nuevo diciendo que quiere saltar, pero lo cojo mas fuerte con la ayuda de otro voluntario que pasaba con un scooter. Ahora ya no salta y le convencemos para que se siente en el suelo, cosa que hace que lo tenga mas chungo para volver a intentarlo.En menos de 5 minutos llega la policía, que parece que ya lo conocían del ambiente del menudeo de drogas en Arnhem y se lo llevan al cuartelillo a que se le pase el efecto de lo que lleva “puesto”, y a tratar de cuidar de el. A pesar de que esta vez no ha saltado, me duele la idea de que lo intentara de nuevo. No parecía una mala persona, ni en ningún momento se mostró agresivo con ninguno de nosotros. Solo espero que Andre pueda salir de donde esta metido.

Otra de las utilidades del holandés en holanda es el poder participar en una emisora de radio dando tu opinión sobre cosas tan banales como los productos que echamos de menos en holanda los españoles. Hace unas semanas me contactó una periodista de Radio 1 Vara para proponerme el hacer comentarios sobre mi opinión de los supermercados holandeses y sus productos, comparandolos con los de España. Ni corto ni perezoso, y sin ninguna vergüenza me plante allí y comente que echo de menos la carne de cordero, el conejo, las aceitunas sin especias, las fruterías y verdulerías. Como buenos periodistas, parece que les hizo mas gracia los comentarios que hice sobre los preparados de paella en caja (que harian vomitar a cualquier valenciano), y la actitud de las/los dependientes en los super (bastante mejor trato que el que recibimos en cualquier Corte Ingles). Lo que quedó, lo podéis escuchar a mitad del archivo pinchando este link.


5 comentarios:

Juan E. Tur dijo...

Menuda aventura. Lo cuentas como si nada, pero debió haber una tensión importante ¿no?

Me alegro por otro lado de que vuelvas a escribir en castellano (lo lamento por tus colegas que no lo entiendan). A ver si te prodigas más por aquí. Un abrazo.

Pi dijo...

Coincido con Juan e. tur en que escribas más, porque incluso en español hay poquitos posts, ¿eh? :-P Pero eso sí, con mucha sustancia. Menuda historia. Ojalá Andre encuentre una motivación.

He oído lo de la radio. No sé holandés... pero es gracioso que tú te empeñas en decir "paella" mientras la entrevistadora dice algo como "paelha". Supongo que la "ll" es difícil para ellos. Ayyys, debería aprender holandés.

Tartesos dijo...

Adolfo,

Aplaudo la idea de retomar el blog en bilingüe. El inglés nos da pereza. A ver si nos apaña Font de Mora, je je.

Por cierto, la historieta del suicida no nos la habías contado y es brutal...

Un saludo,

Tartesos

Javier Marzo dijo...

Debo decir, que tu forma de relatar tu día a día y tus experiencias personales, son muy buenas. DE forma que quien te lee puede identificarse perfectamente contigo.

Ah, seguro que te lo pasarías en grande en la radio...!!!

Mercedes Lozano dijo...

Hoevel woon je al in de Netherlands? No tengo ni papa de Holandés pero parece que hablas perfecto en la radio!!! Me alegro mucho!!!